La asertividad implica respeto. Se puede definir como una habilidad personal, es una forma básica de comunicación que permite a la persona expresar sus sentimientos, pensamientos, opiniones y deseos de una forma adecuada, defendiéndolos, pero sin negar ni violar los de los demás, es decir, sin necesidad de ser agresivo ni tampoco pasivo.

El hecho de ser asertivo hace que te controles a ti mismo, que te expreses franca y honestamente, sin sentimientos de ansiedad y culpabilidad y te facilita la integración y comunicación con el medio.

TIPOS Y FORMAS.

  • Forma de comunicación asertiva: Cuando la persona es capaz de expresar sus sentimientos, pensamientos y deseos y defender sus derechos sin violar los de los demás. Cuando se está abierto a la negociación, al diálogo y al compromiso.

  • Forma de comunicación pasiva: Cuando la persona no expresa directamente sus sentimientos, pensamientos y deseos. Cuando se intentan comunicar éstos indirectamente o se ocultan por completo. Se confía en que los demás adivinen lo que queremos o lo que sentimos. No se violan los derechos y/o sentimientos de los demás, pero se permite que los propios estén desatendidos.

  • Forma de comunicación agresiva: Cuando la persona expresa lo que siente, lo que quiere y lo que piensa a costa de los derechos y los sentimientos de los demás y tiende a humillar y a atacar cuando no puede salirse con la suya, fomentando la culpa y el resentimiento en los otros, no fomentando la negociación ni el diálogo.

CARACTERÍSTICAS DE LA FORMA DE COMUNICACIÓN ASERTIVA

Conducta no verbal: contacto ocular directo (pero no intimidatorio). Habla fluida. Postura erguida. Respuestas directas a la situación. Voz relajada, bien regulada y firme.

Conducta verbal: mensajes en primera persona del tipo, yo ., a mi ., etc. verbalizaciones positivas utilización de palabras como pienso que …., quiero …, me gustaría…., etc.

El tono de una respuesta asertiva es sincero, positivo, no punitivo, justo, considerado, directo, no defensivo, sensible, constructivo.

CARACTERÍSTICAS DE LA FORMA DE COMUNICACIÓN PASIVA:

Conducta no verbal: ojos que miran hacia abajo, voz baja y vacilante, gestos desvalidos, postura hundida.

Conducta verbal: no decir nunca no, poner excusas y/o mentir. Utilización de palabras del tipo: quizás, supongo, realmente no es importante, etc.

CARACTERÍSTICAS DE LA FORMA DE COMUNICACIÓN AGRESIVA:

Conducta no verbal: tono de voz agresivo, mandón y exigente, mirada fija, habla fluida y rápida, postura intimidatoria, gestos de amenaza.

Conducta verbal: mensajes interpersonales, se utilizan palabras y frases como: ten cuidado, si no lo haces…, harías mejor en…, etc.

Es muy importante unir la conducta no verbal con la verbal, ofreciendo una coherencia comunicativa. Por ejemplo, no se debe decir: “yo quiero…” utilizando un tono de voz alto, agresivo e intimidatorio. O todo lo contrario, decir: “yo quiero…” utilizando un tono de voz que parezca que estás pidiendo disculpas por ello.

Ventajas del comportamiento asertivo: Disminución de la ansiedad. Aumento de relaciones más íntimas y significativas. Una mejor adaptación social. Un aumento de la autoestima. Maximización de consecuencias favorables y minimización de consecuencias desfavorables. Aumento de la confianza y seguridad en ti mismo. Mejorar la aceptación y el respeto propio y el de los demás. Expresión de sentimientos, derechos y deseos tanto positivos como negativos de una forma eficaz, sin menospreciar o negar los derechos de los demás y sin crear o sentir vergüenza y/o sentimientos de culpabilidad. Aumento de la empatía (capacidad de ponerse en el lugar del otro).

El objetivo no es conseguir siempre lo que quieres, sino aumentar la probabilidad de lograr tus objetivos sin pasar por encima de los derechos de los demás. Lo que sí conseguirás siempre es sentirte mejor contigo mismo por haber sido capaz de expresar tu opinión y tus sentimientos.

La asertividad es una habilidad y como tal susceptible tanto de aprendizaje como de mejora, facilita el desarrollo y fomento de las relaciones interpersonales positivas, con una actitud de respeto y tolerancia hacia otras personas, aceptando las diferencias entre unos y otros y aprendiendo a comportarse de forma constructiva y solidaria, aportando cosas propias y valorando las aportaciones de los demás.

Aprender a comportarse de forma asertiva no es sólo aprender a expresar las emociones, afectos, sentimientos y opiniones propias, sino también aprender a recibir de forma adecuada las de los demás.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.